Incentivo fiscal para inversores extranjeros

El gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado un nuevo incentivo fiscal para inversores extranjeros. Se trata de una deducción para todos aquellos ciudadanos foráneos que quieran vivir en la capital invirtiendo su patrimonio en vivienda, empresa o producto financiero.

El incentivo consistirá en una deducción en el tramo autonómico del IRPF al 20% de la inversión realizada.

Esta medida pretende ejercer como bálsamo frente al Impuesto Temporal de las Grandes Fortunas impulsado por el Gobierno central. Los ciudadanos extranjeros que quieran invertir su patrimonio en la ciudad, obtendrán así una reducción en el impuesto sobre la renta correspondiente al 20%.

El beneficio por la compra de vivienda no será extensible a los ciudadanos que ya residan en Madrid o que provengan de otras comunidades. (Justo al contrario que las medidas tomadas por Canadá hace escasas semanas). En el caso de Madrid, los beneficiarios deberán cumplir dos requisitos. El primero, que su procedencia sea de fuera de España, (estableciendo un parámetro de al menos cinco años viviendo en el extranjero). El segundo requisito implicaría una inversión de patrimonio que genere riqueza para la ciudad.

Incentivo fiscal para inversores extranjeros

Turismo de inversión inmobiliaria.

Durante los últimos años se ha multiplicado el número de ciudadanos extranjeros que han viajado hasta Madrid con la intención de comprar una vivienda. Este turismo de inversión inmobiliaria mantuvo su crecimiento en época de pandemia. A lo largo del año siguiente a las restricciones del Covid-19, la compra de vivienda por parte de ciudadanos extranjeros se incrementó en un 41,9%.

Tras la vuelta a la normalidad, el turismo de inversión inmobiliaria ha ido tomando un protagonismo cada vez mayor. Esto ha producido un «efecto llamada» aumentando todavía más el crecimiento de inversores extranjeros dispuestos a comprar viviendas en Madrid.

Fue durante el pasado año 2022 cuando el sector inmobiliario en España marcó un récord histórico sin precedentes. La inversión directa superó los 15.200 millones de euros, un 22% más que en 2018 y un 27% por encima del total de 2021. Esté balance anual tan positivo fue posible gracias a las transacciones de activos individuales llevadas a cabo por ciudadanos no residentes en nuestro país.

Los clientes de este turismo de inversión inmobiliaria buscan propiedades situadas en ubicaciones de privilegio. Viviendas en emplazamientos exclusivos, donde destaque tanto la oferta cultural como la propia seguridad que ofrezca el lugar en cuestión.

Respecto a las previsiones para el año 2023, durante el primer semestre continuará habiendo cruces de operaciones en los sectores con más intereses. Progresivamente, ya en la segunda mitad del año, el mercado irá recuperando el dinamismo que alcanzó el año anterior. Volviendo al ejercicio del año 2022, comprobamos que fue el segmento multifamily quien registró las cifras de inversión más elevadas, (3.300 millones de euros), un 24% por encima del año precedente. Esta cifra marca un récord de la serie histórica y corrobora la propensión de crecimiento vigente en los últimos 5 años. Por su parte, el segmento de oficinas ha logrado convertirse en el segundo con mayor volumen de inversión directa, superando los 2.500 millones de euros, en consonancia con la cifra registrada el año pasado.

Turismo de inversión inmobiliaria